Daimiel es una ciudad que remonta sus orígenes a la Edad del Bronce, como así lo atestigua el yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer.

El verdadero desarrollo socio-económico se inicia en el siglo XV, fruto de este impulso es la construcción de la iglesia de Santa María la Mayor, de estilo gótico.

En la actualidad al pasear por las calles de Daimiel podemos admirar distintos ejemplos de arquitectura que se remonta a varios siglos atrás y que reflejan diferentes estilos arquitectónicos. Mención especial merece la figura y la obra del arquitecto daimieleño Miguel Fisac, contando en Daimiel con algunas de sus obras más representativas.

Pero sin lugar a dudas Daimiel es conocido por el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, uno de los quince parques nacionales declarados en España por ser un ecosistema característico de La Mancha, denominado tablas fluviales. Su formación es debida al desbordamiento de los ríos Guadiana y Gigüela en sus tramos medios favorecidos por la escasez de pendiente en el terreno. La distinta naturaleza y estacionalidad de estos ríos, junto con la interconexión de las aguas superficiales y subterráneas en la zona, marcan la singularidad de este espacio natural, reconocido por la UNESCO como Reserva de la Biosfera.

Su Historia

A través de los restos encontrados en asentamientos tanto íberos como romanos, podemos afirmar que esta tierra estuvo poblada durante toda la Edad Antigua. Más adelante, la situación de Daimiel en el entorno del Guadiana va a traer como consecuencia que se vea afectada por las guerras que se suceden por el control de este río tan importante durante toda la Alta Edad Media. La construcción de un castillo en Daimiel, hoy desaparecido, responde al interés por proteger este enclave estratégico por parte de cristianos y musulmanes. Con la victoria de los reyes cristianos se inicia la repoblación de estas tierras, encargo que recibe la Orden Militar de Calatrava que tendrá en Daimiel una de sus posesiones principales gracias a la riqueza de sus fértiles campos. Ya en 1245 aparece el nombre de “Daymiel” por primera vez en un documento escrito.

Con la paz es el momento del crecimiento económico y social que se prolonga durante la Baja Edad Media. Fruto de este impulso es la construcción de la Iglesia de Santa María La Mayor de estilo gótico. Este crecimiento se consolida en el s.XVI, siendo Daimiel una de las poblaciones con mayor número de habitantes de toda la región manchega, situación que obliga a la creación de otra parroquia: San Pedro Apóstol. Durante la Edad Moderna se inician numerosos procesos inquisitoriales que juzgan las prácticas de hechicería de brujas daimieleñas mal vistas por los cristianos viejos, de ahí que Daimiel sea conocido como “El pueblo de las brujas”.

En época contemporánea, la primera mitad del siglo XIX supone un periodo de retrocesos económicos, sociales y culturales motivados en gran medida por la Guerra de la Independencia. A mediados de este siglo, con las reformas agrarias y la llegada del ferrocarril en 1860 será cuando Daimiel comience a experimentar un nuevo desarrollo. En 1887 la reina regente María Cristina concede el título de ciudad a la hasta entonces villa de Daimiel.

Este desarrollo económico, social y cultural es, en la actualidad, una realidad que convierte a Daimiel en una de las poblaciones más importantes de La Mancha.

Lugares de Interés

– Iglesia de Santa María La Mayor
De finales del siglo XIV, este edificio de estilo gótico se asoma a los jardines del Parterre por su puerta renacentista.

En su interior destacan la talla barroca del “Cristo de la Expiración” y la decoración escultórica de los capiteles que responden al espíritu dogmático de la época.

Mención especial merece el capitel de la “Sirena” en uno de los pilares de la nave central del templo, del que se puede ver una reproducción en el Museo Comarcal.

– Iglesia de San Pedro Apóstol
Su construcción se debe al crecimiento que durante los siglos XV y XVI experimentó Daimiel, viéndose en la necesidad de construir otra iglesia.
Así es como Carlos I da licencia y autorización para construir esta segunda parroquia en 1542.
Su planta es de cruz latina con bóvedas de crucería.
El retablo actual es de 1948 y alberga pinturas del artista daimieleño Juan D´Opazo.

– Centro de Interpretación y Documentación del Agua y los Humedales Manchegos.
El Centro de Interpretación y Documentación del Agua y los Humedales Manchegos (CIDAHM), situado en Daimiel (Ciudad Real) fue diseñado por el arquitecto Miguel Fisac, y en él se integran y desarrollan los principales aspectos naturales, sociales, económicos e históricos relacionados con el agua en nuestra región. Está integrado en la red de Centros de Educación Ambiental de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

– Museo Comarcal de Daimiel   http://museocomarcaldaimiel.es/
El Museo Comarcal de Daimiel se encuentra instalado en la antigua “Casa del Médico”, un edificio rehabilitado que conserva la tipología de arquitectura tradicional. El museo recoge la historia y las costumbres de Daimiel y su comarca, desde sus remotos orígenes hasta el momento presente, y rinde homenaje a tres daimieleños ilustres: el arquitecto Miguel Fisac, el pintor Juan D´Opazo y el coleccionista de cerámica Vicente Carranza.

– Motilla del Azuer   http://www.motilladelazuer.es/
El yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer, situado en el margen izquierdo del río Azuer, en la localidad de Daimiel, puede considerarse un verdadero poblado prehistórico, de la Edad del Bronce, que data de los siglos XXIII y XV a.C. Está declarada Bien de Interés Cultural (B.I.C).

Sus Fiestas

 

La Semana Santa, declarada de Interés Turístico Regional.

Carnaval, es la fiesta pagana por excelencia, en estas fechas gran parte de los daimieleños se esconden tras la máscara, con sus disfraces andrajosos y estrafalarios para gastar bromas a sus vecinos y allegados. Para hablar de sus orígenes debemos remontarnos al año 1650, cuando ya se tenían noticias de la existencia de la “Cofradía de la Ánimas” que desfilaba por la ciudad. Cada año se otorga la distinción de “Máscara Guarrona” aun ciudadano destacado por su participación en estas fiestas.

La Romería de la Virgen de las Cruces, patrona de Daimiel, celebrada el Domingo de Pentecostés y el segundo domingo de septiembre en su Santuario. Miles de personas acuden al Santuario para organizar la típica comida de campo en familia y para participar en los múltiples los actos religiosos, folclóricos o gastronómicos.

Feria y Fiestas: Se celebran en honor a la Virgen de las Cruces, patrona de Daimiel, del 1 al 5 de septiembre. Junto a estas fiestas y, sin duda, como uno de los principales atractivos se celebra “Daimiel en Concierto” que supone un foco de atracción y referencia musical para miles de personal gracias a las actuaciones, con artistas y grupos de primer nivel nacional e internacional, que se celebran en el Auditorio Municipal, también conocido como Rockódromo de La Mancha.

 

Oficina de Turismo

En Daimiel existen dos Oficinas de Turismo (Daimiel localidad y Parque Nacional)

Oficina de turismo: C/ Santa Teresa, s/n, 13250.
Teféfono: 926 260 639
Web: http://www.daimiel.es/daimiel/turismo