El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel se forma en la llanura de inundación de dos ríos de distinta naturaleza, el Guadiana (de aguas dulces y permanentes) y el Gigüela (de aguas saladas y estacionales).

El Parque se localiza casi en la zona de transición de la Llanura Manchega occidental con el Campo de Calatrava, con una dirección NE-SO al pie de las alineaciones precámbricas y paleozoicas de cuarcitas, areniscas y pizarras de los Montes de Toledo.

Al sureste de la Llanura Manchega se encuentra situado el Campo de Montiel formado sobre series estratigráficas horizontales de dolomías, calizas y margas del Jurásico Inferior y calizas y areniscas del Cretácico Inferior y Medio.

En el borde más meridional emergen también sierras paleozoicas de cuarcitas y pizarras muy similares a los Montes de Toledo y que pertenecen geográficamente a Sierra Morena.

Los materiales más antiguos se localizan al sur de Las Tablas formando pequeños cerros aislados (cabezas 658 m). Estos cerros están formados por rocas metamórficas (rocas que se forman a partir de elevadas temperaturas y/o presión, generando nuevos compuestos), como cuarcitas o pizarras. Proceden del Ordovícico Inferior.

En orden creciente los siguientes materiales corresponden al Terciario y se localizan en el norte de Las Tablas apoyadas sobre cuarcitas y pizarras de Los Montes de Toledo. Están formadas por arenas y fangos. Las arenas son cuarcitas y los fangos contienen arcillas. En pequeñas ocasiones suelen aparecer recubiertas por materiales aluviales. Corresponden al Plioceno Superior. Sin embargo es importante destacar que los materiales dominantes de Las Tablas son las calizas y las margas, también del Plioceno Superior. Éstas están recubiertas por costras calcáreas y materiales aluviales procedentes del Cuaternario. Las calizas forman dolinas (depresiones circulares en la superficie de un terreno Kárstico. Su dimensión es variada y se originan por procesos de disolución) y úvalas. Ya en el limite del Plioceno-Pleistoceno aparecen una serie de encostramientos y costras calcáreas.

El primer grupo aparece al NO del Parque y cubre arenas y fangos arcillosos del Plioceno Superior en el cauce del Guadiana. El segundo grupo desciende desde el NO al SE (se encajan a unos 15 o 20 m sobre el nivel del Guadiana) y está formada por superficies de erosión recubiertos por costras. Las formaciones cuaternarias son superficiales y en forma de terrazas situadas en el margen derecho del Guadiana (NO de Las Tablas); abanicos fluviales, coluviones, depósitos aluviales rellenos de dolinas y cordones de dunas que fueron arrastrados a esta zona por los ríos Azuer, Guadiana y Gigüela.

Finalmente es importante destacar las formaciones paleoclimáticas, es decir, acumulaciones de arena de origen eólico en la parte nororiental del Parque.

Texto elaborado por: Marí Cruces Moreno